Antes de levantar rondas de inversión…comienza a facturar

Infortunadamente en la actual tendencia emprendedora ha venido masificándose esa idea errónea de conseguir rondas de inversión para poder “despegar” tu Startup. Una percepción fatal vista desde ambas esferas emprendedor e inversor.

Los valientes que deciden saltar a emprender piensan que solo con miles de dólares en marketing y publicidad segmentada conseguirán clientes necesarios para convertirse en el próximo Mark Zuckerberg, pero al final solo terminan “quemando” el dinero y descuidando por completo el flujo de caja. Tu misión principal debe centrarse en administrar sabiamente el cash flow pero sobre todo en facturar, ¡vender!

Vendiendo es la única manera de validar tu modelo de negocio, tener un producto mínimo viable que las personas estén dispuestas a comprar o un servicio por el cual deseen pagar. De nada te sirve levantar miles de dólares para gastar en SEM, redes sociales y publicaciones patrocinadas si al final nadie te compra.

Facturar es lo más importante de las Startups y de cualquier otra empresa

La mejor manera de financiar nuestro propio negocio es con ayuda del Bootstrapping, no encuentro otra forma de hacerlo sin endeudarnos o tener que entregar un porcentaje de nuestra compañía. Por supuesto esto tampoco va de quedarnos trabajando por pequeño mercado, si buscamos expansión y es precisamente allí donde radica la necesidad de inversionistas entonces vale la pena apostar por buscar inversores.

Y las primeras personas que pueden invertir en nuestro proyecto antes que los fondos de inversión son las 3F, no concibo un emprendedor realizando Pitch antes inversores privados sin antes haber conseguido inversión de sus familiares y amigos, quienes son los que te conocen verdaderamente y mucho menos sin haber invertido de tu propio bolsillo.

En ese sentido antes de buscar inversores primero pregúntate, ¿Necesitas la inyección de capital?, es primordial que sepas lo que implica recibir dinero, los lineamientos de tu empresa solo estarán enfocados en mejorar el ROI de los inversores en ser un “money maker” salvo, selecciones un buen inversor que te aporte mentoría y valor agregado más allá del efectivo.

En síntesis, levantar rondas de financiación no es un tema que debes tomar a la ligera recuerda que por lo general los inversores son pocos y se conocen entre ellos, una mala carta de presentación cerrará las puertas a las futuras rondas cuando de verdad las necesites.

Qué opinas, te ha servido mi articulo, déjame tu comentario y hablemos